viernes, 15 de octubre de 2010

Mi vida secreta II Bis ( En otro cuarto )

La historia que les voy a contar, pueden considerarla continuación de “MI VIDA SECRETA 2” o un anexo a la saga de “La Señorita Misteriosa”, o como me gusta llamarla, “La reina de los relatos eróticos”. Mi nombre es Gonzalo, soy el protagonista de “Mi Vida Secreta 1” junto con Yessi, y debo decir que luego de mi encuentro en Ossiris con ella, quede traumado por semejante mujer. Aunque sabia que era difícil volver a tenerla, jamás perdí las esperanzas, y después de varios rechaces de su parte, retorne a la capital porteña por asuntos de mi padre y la estancia, pero esta vez, el viaje fue de mayor tiempo y debíamos quedarnos todo el fin de semana, así que decidí hacer vida de adolescente y salir a conocer la ciudad con un amigo que había echo en negocios anteriores que tenia solo unos años mas que yo (el tenia 25). Cuando me hizo la invitación, creí que iríamos a algún boliche a tomar algo y buscar alguna chica, y aunque no estaba del todo equivocado, al ver el lugar donde me llevo, me di cuenta que el asunto de la chica seria mas fácil de lo que había imaginado en un principio. - Pero, Carlos; esto es un quilombo!. - Ja! Ya se Gonza, o me vas a decir que queres andar complicándote la vida chamuyandote una pendeja por horas y arriesgarte a que solo te de besitos?. - Jajaja, tenes razón. Conoces el lugar?. - Me hablaron de el; pero es la primera vez que vengo……. A este, jajá. - Jaja, okok, vamos para adentro nomás. Cuando llegue, NO LO PODIA CREER, lo primero que veo luego de cruzar al gigante de la puerta, fueron dos caras que conocía de lugares distintos y momentos diferentes de mi vida, pero que conocía bien igualmente. Yanni, mi primera novia, con la cual tuve mis primeros acercamientos en el pueblo pero que cuando estábamos en la mejor época y a punto de concretar, a su padre se le ocurrió engañar a su madre y esta, después de hacer un escándalo que todo el pueblo comenta hoy en día, se mudo con su hija a la capital y nunca volvimos a vernos. La otra cara, quizá de las dos la que menos me sorprendió, porque conocía sus mañas, era la de Yessi. No podía creerlo, la mujer que me hizo descubrir que mi pene no era un pedazo de carne colgando que solo servia para expulsar deshechos y dueña de mis primeras masturbaciones, y la mujer que hizo que deje de masturbarme; juntas, en un cabaret porteño. - Hey! Parece que viste un fantasma Gonza, dale, vamos a la barra que ya vi que trola me voy a clavar hoy. - Eh? –pasada mi sorpresa inicial pero aun en shock, me dirigí a la barra con mi compañero para comenzar con un fernet. Me dedique a ver que hacían, como se movían, y evitaba ser visto por ambas. Luego de un rato en otro sector de la barra, veo que las dos mujeres se acercan a una mesa en donde había dos tipos (uno era brasilero, lo se porque estaba detrás nuestro en la entrada), veo que se acomodan y piden un champagne que empiezan a disfrutar entre los 4. Mientras observaba la escena, noto que Carlos hablaba con dos mujeres, nada feas por cierto, pero yo sabia que quería para esta noche. -Mira Gonza! Encontré dos amiguitas nuevas. Ella es Jacky y ella es Meli, son hermanitas. Jacky y Meli. O mejor dicho, Meli y Jacky, dado que Melisa era la mayor y en ese momento contaba con 21 años, Ojos claros (usaba lentes de contacto), pelo dorado a media espalda, una cara de vicio increíble, un culo que parecía tener vida propia y sus tetas que luego comento que eran “nuevas”. Media aproximadamente 1.79. Jacky, era mas bajita que su hermana (1.60) mantenía sus ojos oscuros, su pelo teñido de negro también, pero tenia un cuerpo de ensueño, no era flaquita como su hermana, sino que tenia unas tetas naturales pero súper apetitosas que sin llegar a ser gigantes, tenían el tamaño justo de una palma de mi mano, y un culo redondo y desafiante de las leyes de la gravedad que tentaba al mas santo a tocarlo. Meli, usando un portaligas blanco con un body resaltando su trabajado cuerpo, Jacky se la notaba más natural y usaba un tanga de encaje rojo con un corpiño del mismo color apretando sus tetas. - Hola bonito (me dijo Jacky). - Hola, que tal. Dije sin hacer demasiado caso. - Que pasa? Sos tímido bebe? Dijo Melisa tomándome por la cintura y terminando la frase contra mi oído. - No, en realidad es que ya se con quien quiero terminar hoy, perdón chicas. Carlos, disfrútalas vos. Terminada la frase, y viendo que Yessi se iba por un pasillo con los dos tipos, arregle que el mozo hiciera ir a Yanni a una habitación para atender un cliente anónimo, claro que este ultimo era yo. Al entrar en la habitación, me acosté en la cama, y apague la luz esperando que entrara la chica que había contratado. Miles de imágenes surcaban mi cabeza en ese momento. Nuestros jugueteos, nuestras caricias, el día del adiós, la frialdad con la que me dijo que se iba, y que no podía hacer nada por impedirlo, en eso estaba, cuando el sonido de la puerta me regresaron al mundo real. - Ya llegaste? Pregunto Yannina. - Si, pasa. Pero no prendas la luz. Dije. - Uh, cuanto misterio amor. Mira que no me tenes que gustar, solo me tenes que pagar. - Quedate tranquila que se que te gusto, con eso no me mentiste jamás. Hubo un silencio, y la luz se encendió. Al verme se quedo pálida. - Go… Gonzalo, que haces aca? Dijo volviendo en si. - Lo que yo hago se cae de maduro, la pregunta es QUE HACES VOS ACA? - Eso no importa, andate. - Mira, vine por un “turno” y eso voy a tener, te tenga que pagar o no. - Ok, si es lo que queres, pero sabe que nunca te lo voy a perdonar. - Me tiene sin cuidado, vos me abandonaste. - Sabes que no es así. - No importa, cállate y veni aca. Pese a lo mucho que me había lastimado, yo sabia que la amaba, así que comencé a besarla suavemente como en nuestras épocas de novios, acariciándonos cada uno como si fuese la primera vez, suavemente la recosté en la cama y comencé a quitarle lo poco de ropa que tenia encima para empezar a besar su cuello, bajar por sus hermosas tetas deteniéndome en cada una para besarla, mordisquearla y chuparla como si se me fuera la vida en ellas. De su boca solo obtenía dulces gemidos propios del placer que le proporcionaba con mi boca mientras ella me acariciaba el pelo, (en el fondo sabia que ella nunca había dejado de amarme, y que todo lo que me dijo el día que se fue, era un acto montado para hacer la despedida mas fácil para ella), - Mmmmmmmmmm siiiiiii. No pares Gonza. - Mmmmmmmmmmmmmmm mmmmmmm Una vez satisfecho de sus pechos, continué bajando por su vientre, dibujando círculos alrededor de su ombligo para luego dedicarme a comer su parte mas intima, esa que tanto tiempo se me negó en el pueblo, ahora era toda mía en un vulgar cabaret porteño. - Ahhhhhhhhh, si… por favor, que bien… - Te gusta? Cuanto tiempo paso desde la última vez que nos vimos? - No se, pero te puedo asegurar que te extrañe muchísimo. - … mmmmmmm… - dale, no pares y dame tu verga que te la quiero chupar. - Mmmmmmmmmm Sea quien sea que la hubiese entrenado, GRACIAS!. Chupaba como una reina, besaba la punta, luego hacia círculos sobre mi glande con su lengua para finalmente introducirla entera hasta casi ahogarse, pero no dejaba un milímetro fuera. Cuando alcanzo su primero orgasmo con mi boca en su vagina, me hizo recostar y se dedico a chuparmela como una loca. - Mmmmmmmmmmmmmgggggfffffffffffffffff… - Si Yanni, no pares… Es la mejor mamada que me hicieron. - Y eso que no viste nada (dijo sacándosela de la boca para dedicarse a chuparme los huevos de uno en uno y hasta intentando meterse los dos en la boca al mismo tiempo). - No se como llegaste aca, pero sos la ultima persona que creí ver. - Cállate y disfruta de la mejor putita de Capital Federal ( y volvió a engullirse toda mi verga hasta que acompañándola con la mano moviéndola rítmicamente sobre mi pija, hizo que me vaciara completo en su boca donde no dejo escapar una sola gota de esperma y sonriéndome se lo trago todo). Luego me la limpio y me dijo: - Esto lo haría gratis, creo que nos debíamos una cosa así, porque pese a todo lo que paso, yo… - Vos que?… (note que sus mejillas se ruborizaban). - Vos que Yannina?! - Yo te amo (dijo con lagrimas en los ojos). Te amo Gonzalo, jamás deje de pensar en vos por un segundo!. - Y entonces? Porque me trataste así el día que me dijiste que te ibas? Porque no me dejaste ir atrás tuyo? Porque sos PUTA?! Y abrazándome totalmente desnuda y acurrucando su cuerpo contra el mío, me contó la horrible historia de cómo su madre encontró a su padre en la cama con su vecina, de cómo su madre la obligo a irse de Junin para vivir en capital, de cómo su madre se transformo en una mujer horrible que llegaba todos los días con un macho diferente, hasta que uno abuso de ella y su cabeza se trastoco. - Se que no es justificativo, pero mi mama no me dejo mantener ningún contacto con mi vida anterior, dijo que juntas empezaríamos de cero , de nuevo. Ahora ella esta internada y yo no sirvo para otra cosa mas que para coger, desde que ese hijo de puta se abuso de mi, no puedo hacer nada, todo me da miedo, todo me deprime, solo coger puedo. Entendes amor? El me transformo en una puta!. (dijo mientras rompía a llorar en mis brazos). Yo, shockeado por la historia, solo la abrace y le dije que no este viaje, pero que volvería por ella para que sea la hermosa persona que me enamoro alguna vez en mi niñez. Pero que antes de irme, quería, necesitaba hacer algo que me había estado dando vueltas en la cabeza desde que entre al local. Así fue como planeamos mi nuevo encuentro con mi amiga Yessi, pero en casa de Yanni. Aunque eso, pertenezca a otra historia. Continuara.
video

1 comentario:

  1. Hola Ceci, mi nombre es Ayelén y quería decirte que amo tus relatos y tus videos, que son lo mas y que ojala y pongas otro pronto!
    Un beso!

    ResponderEliminar